El Bus Ateo

Este post no es más que una reflexión muy personal.

Estos días el Bus Ateo es noticia en prensa escrita, telediarios y blogs.

Curioso, he vistado la web en español que explica de foma “oficial” esta iniciativa

Copio y pego algunas las palabras que leo allí:

Los ateos pensamos que la nuestra es una visión del mundo positiva, una visión que puede ayudar al hombre a construir un modelo mejor de sociedad, porque al no dejar ningún lugar donde esconderse, al no haber ninguna mano adonde ir a mendigar, no permite rehuir nuestra responsabilidad aplazando hasta otra vida la realización de nuestro proyecto. No hay nada que podamos hacer después de la muerte. Lo que queramos hacer debemos hacerlo aquí y ahora o aceptar que no lo haremos nunca.

Es un buena declaración de intenciones, pero curiosamente, desde mi formación cristiana puedo decir casi lo mismo.

Los creyentes en Jesús de Nazaret pensamos  que la nuestra es una visión del mundo positiva, una visión que  ayuda al hombre a construir un modelo mejor de sociedad, porque al tratar a nuestro semejante como hermano en su sentido más pleno, e hijo del mismo Dios-Padre-Madre, no permite rehuir nuestra responsabilidad aplazando hasta otra vida la realización de nuestro proyecto: el reino de Dios se vive aquí y ahora (aunque todavía no lo percibamos en su plenitud). “Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber…” Lo que queramos hacer por los demás debemos hacerlo aquí y ahora o aceptar que no lo haremos. Y fallaremos al mandato del Amor.

No digo que esta visión siempre haya sido así: con demasiada frecuencia, y sobre todo hace bastantes años, la formación dada por la iglesia católica se alejaba mucho de esta visión de un Dios que nos hace libres. De hecho yo tampoco creo en el dios que rechazan y niegan en estos foros ateos.

Navegando por webs cristianas y católicas leemos frases muy interesantes:

Pues bien, la toma de conciencia de este punto de partida y el rechazo de las deformaciones de la imagen de Dios, dejando que emerja la apuesta limpia por el ser humano, es lo que a mí me parece una buena noticia. Ya lo había advertido en “sentido inverso”, con su particular elocuencia, Nietzsche: “el concepto de Dios fue inventado como antítesis de la vida: concentra en sí, en espantosa unidad, todo lo nocivo, venenoso y difamador, todo el odio contra la vida” (Ecce homo, 8 ). Desde esta imagen de dios está vigente, el mismo Dios cristiano es necesariamente ateo. Tomado de ATRIO.

Ven a Dios como algo opresor y que va en contra de la libertad del hombre y de su disfrute. Siendo sincero en esto la Iglesia católica tiene su parte de culpa cuando ha presentado un Dios todopoderoso, pendiente solamente de tu vida porque si pecabas al infierno. Esta visión, gracias a Dios, ha cambiado hacia un Dios rico en misericordia y en bondad, atento a los mas necesitados y pobres. Por tanto el lema de los ateos tiene poca lógica. Tomado de Pensar en Cristiano.

En un mundo en crisis diversas ( económica, alimentaria, de valores, ecológica…) creo que hay necesidades más urgentes que esta discusión sobre si existe o no Dios. Seguro que muchos millones de personas en el mundo tienen cosas más urgentes en las que ocupar su tiempo.

Y probablemente ganaríamos más ateos y creyentes si con los dineros y tiempos que cuestan estas campañas y anticampañas  lo empleásemos en iniciativas de promoción y  desarrollo humano

Por eso el fin de este artículo no es crear ninguna polémica. Es sólo un divertimento.

Anuncios

10 pensamientos en “El Bus Ateo

  1. El pasado domingo en una reunión de amigos -grupo de matrimonios católicos- salió este tema a debate. Aunque algunos se sentían bastante ofendidos, molestos y hasta les parecía algo inconcebible yo defendía que no había que darlo tanta importancia. Posiblemente sólo buscaban llamar la atención y generar una cierta polémica -lo mismo que cualquier anuncio publicitario-.

    De hecho, al igual que a ti, lo que me resultaba curioso es que alguien, empresa, asociación, particular, da igual, se gastara dinero en una chorrada como esta, aunque yo comentaba que tampoco entendería un anuncio en sentido contrario. Justo al día siguiente veía en TV que en Fuenlabrada ya circulaba un autobús con un Dios existe como anuncio publicitario.

    En fin, una manera como otra cualquiera de tirar dinero y no gastarlo en cosas mejores.

  2. Esto está relacionado con la gana de polémica y discusión propia del ser humano y de la provocación fácil y el despilfarro de dinero en algo inútil. El creyente no cambiará su opinión por ver ese anuncio, al igual que el ateo o el agnóstico.

    Lo realmente curioso es que la provocación con este tipo de temas sólo se hace utilizando el catolicismo. Por supuesto, no se atreven con el islam por cobardía.

  3. En este mundo siempre han habido situaciones de urgencia, (¿recuerdas algún tiempo sin guerras, ni hambre, en paz casi planetaria?) por tanto no es un tiempo errado, es el momento. Y lo es gracias a que hoy ya no te condenan (legalmente y casi me atrevo a decir, socialmente), por ser ateo en esta parte del mundo, (en otras aun te matan o te quitan su medio de vida).
    Referente a si se refiere o no al catolicismo o si debiéramos ser kamikazes he ir a un país islámico a realizarla, es fácil la respuesta: nacimos aquí, nos criamos aquí, este es también nuestro lugar en el mundo, nuestra cultura, nos vimos afectados por la legislación orientada al catolicismo, en la gran mayoría fuimos bautizados, llevados a comunión y confirmación sin tener edad de decisión o posibilidad de negación y desde nuestra postura de vida, toleramos sin mayores problemas los resabios de vinculación entre catolicismo y legislación así como las amenazas de dolor, condenación, enfermedades, sufrimiento y fracaso social familiar y sentimental por no ser creyentes. Y ahora sumamos que somos culpables, según amplios sectores de la iglesia católica, sino toda ella, de milenarios problemas de los que antes no se hablaba y ahora si.
    En la empresa en la que trabajo hay gente de la “obra” en cargos superiores al mío, por tanto también existe la posibilidad que me consideren prescindible aduciendo cualquier circunstancia mientras que la razón sea estrictamente ideología religiosa.
    En definitiva, creo que no es una chorrada, creo que ya es tiempo de sentar bases claras para este debate que se viene postergando a la fuerza más de 2000 años y es claro que debemos empezar por el principio.
    Y el principio es que ante la imposibilidad de demostrar que Dios exista o no, la religión en términos genéricos no es más que una postura ideológica. Que como tal deviene en posturas de vida. Y siguiendo los principios de la democracia, ninguna postura ideológica tiene derecho a sojuzgar a otra postura.
    Y por último un comentario sobre la exacerbada facilidad con la que los creyentes tachan cualquier comunicación atea como un “ataque”. Mientras que el catolicismo ha tenido como institución (que se promulga divina y cuyo rector máximo ostenta la verdad in pectore), un sistema de persecución, tortura y condena de todo el que osara no ser creyente con poder internacional, los ateos o no creyentes nunca la han tenido. Aun cuando puedo reconocer situaciones regionales donde determinados grupos que mezclaron conceptos ideológicos ateos con otros no relacionados si llevaron la lucha ideológica al ataque físico.
    Muchas gracias por escuchar y espero haber aportado algo a una “chorrada como esta”

  4. Hola!

    Yo también pienso que no es ninguna chorrada. Precisamente creo que es una de las mejoras formas de promoción y desarrollo humano (en referencia al penúltimo párrafo).

    La existencia de Dios es algo mucho más importante de lo que parece, porque conlleva a otras cuestiones mas trascendentales. Ya no es pensar si existe o no… sino es que la gente ya no se cuestiona el significado y la trascendencia (y los problemas) que acarrea el dejar que una creencia, tenga el signo que tenga y las buenas intenciones que sean, domine su vida y su moral. Desde todos lados se bombardea con el mensaje de que creer es bueno, humaniza y es profundo (pelis, series Tv, libros…todo lo dice). Es bueno que se empiece a cuestionar los problemas de “creer”, las consecuencias de tomar normas morales basadas en una fe y que, por tanto, no se puede razonar el porqué son así o asá (son y punto)…y ver que quizas el problema es precisamente lo que se ha vendido desde tantos sitios que es la solución.

    Saludos!

  5. Hola!
    De vez en cuando me paso por tu blog, me parece muy interesante, pero hoy tengo que decirte que me siento un poco decepcionado por este post en concreto.
    Entendía que era un blog de divulgación científica, o lo que es lo mismo de educación científica y para mi el tema religioso no tiene nada de educativo, y como creencia mucho menos de científico.
    La religión se ha apropiado de valores humanos para “venderse”, pero no deja de ser una atadura pintada de colores, tanto la de hoy “que a mi me parece bastante reaccionaria e impositiva aún” como la de antes. Los valores de los que hablas no son de Jesus de Nazaret, son de cualquier persona que prentenda vivir en sociedad, pero la sociedad fuera de la religión tiene otros valores mucho mejores, que la iglesa católica no comparte como el uso de preservativos para evitar enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados, el valorar el amor y la pareja sean del sexo que sean, el poder hacer uso de medios genéticos para combatir enfermedades…. Y no olvidemos el tema de los curas en la calle en contra de derechos adquiridos o a favor de un determinado partido político.
    Respeto tu post, es tu blog y pones lo que te de la gana lógicamente, y ya te digo que en general es un blog muy positivo pero quererme vender tu religión como la religión “guai” en la actualidad, no compro :).
    Saludos.

  6. Un saludo y gracias a todos por los comentarios y por pasaros por aquí.
    En primer lugar decir, J. Antonio, que este no es un blog de divulgación científica, aunque con mucha frecuencia haga referencias a la ciencia. Es un blog personal e intento hablar de educación y ciencias naturales, aunque cada vez escribo menos.
    Lógicamente la creencia personal no es un hecho científico. Ni en mis palabras creo afirmarlo. Es un tema personal, de mi fuero interno, que afecta a mi manera de ver la vida, a mi conducta y por eso y sólo por eso afecta a los demás.
    La religión de la que tu hablas, J. Antonio, no es exactamente la mía.

    No quiero definirme del todo en público, pero aceptando bases católicas, no se pueda decir que comulgue en absoluto al 100 % con las opiniones que la “religión oficial” expone. En varios de los puntos que señalas opino exactamente como tú. No por eso dejo de ser católico (curiosamente los que no lo son, no conocen el “amplio margen” que tiene esta religión. Las “verdades de fe” son bien poquitas. El resto es costumbre u opinión. Por ejemplo en el tema de control de natalidad una cosa es lo que dicen los documentos oficiales que a veces salen en la prensa y otra lo que a veces podemos leer en libros de moral, muchos de ellos muchísimo más abiertos.) En mi centro, católico, hablamos de todos los anticonceptivos. ¿Cómo no? Cada cual decide cómo vive su vida. Hay algún padre, pocos, al que no le gusta. Y a veces sacan a su hijo del centro.¿Qué le voy a hacer?
    En mi centro explico que nada tiene sentido en biología sin la evolución. ¡Es un hecho! Luego me duele que en algún semanario católico digan que es una hipótesis. ¡Qué sabrán!
    Pero eso no es la esencia de mi fe.
    Mi experiencia religiosa es Jesús. No Rouco, Kiko, Escribá y otros…

    Y hay curas muy reaccionarios y otros que se gastan lo poquito que ganan en pagar el alquiler a quien no puede hacerlo. Y viven bien pobres.Me seguirá doliendo enormemente que la Iglesia Oficial se porte como se porta. Pero la iglesia somos muchos. Y no todos iguales. Tampoco dejaban a S. Francisco de Asis fundar los franciscanos así a lo pobre…

    No puedo hablar de tu experiencia con “lo religioso”. Sólo de la mía. A mí, creo, que me ha ayudado a ser mejor persona.
    Y por supuesto no quiero venderte nada. Otros querrán hacerlo. Yo sólo te hablaré de lo mío, si me lo pides.

    Realmente me parece interesante lo del autobús: por lo menos ayuda a que se piense. De hecho ha llevado el debate sobre Dios a la calle.
    Yo no quiero muchos creyentes, no me hacen falta.
    Lo que sí quiero es que los que lo sean puedan serlo en libertad. Y que todos, creamos en Dios o no, DISFRUTEMOS DE LA VIDA.
    Gracias por acompañarme en este espacio virtual.

  7. Victor, por si no te has dado cuenta, los ateos rechazamos la idea de la existencia de cualquier dios, no sólo el de los cristianos. Si en el autobús el lema es “…dios no existe…”, cada uno de los creyentes debe poner el nombre de su propio dios (Alá, Yavhé, Jehová, Thor, Zeus…). Por otra parte, ten en cuenta que Alá (Allah en árabe) significa Dios en castellano, God en inglés, etc. etc.
    Javier: el que tú mismo digas que la idea de Dios ha cambiado a lo largo de los tiempos, ¿no da que pensar que es el hombre quien moldea al dios que le conviene, en vez de ser uno, perfecto e inmutable?.

  8. Hay que disfrutar de la vida, exista Dios o no « Desde mi tarima

  9. Antes de nada, no creo que vuelva por aquí porque tendría que volver por muchos sitios y no tengo tiempo, así que las respuestas y comentarios ruego que se hagan en mi blog, si no se censura este mensaje inmediatamente, como acostumbra la cristiandad.

    Yo también soy profesor de esos de oposición de la enseñanza pública…, pero no voy a ser tan presuntuoso de opinar sobre estas cosas “desde mi tarima”, que está mal visto en mi caso. No como en tu caso, que parece fantástico un profesor de biología enseñando religión “desde tu tarima”.

    Además soy miembro directivo de AMAL (organizadora de la campaña Bus Ateo) y miembro de UAL, Ateos de Cataluña (también organizadoras) y de la Federación Internacional de Ateos.

    Presentas aquí, como muchos cristianos, la imagen de un dios “mutante”, que no era el mismo cuando yo nací y era niño hace tan sólo treinta o cuarenta años, que el dios de ahora: ése que ha cambiado a ser “todo amor”. Y coincidiendo con la democracia, tan poco querida por los católicos más acérrimos, ahora resulta que en la Biblia lo ponía desde siempre: dios era amor, aunque sus seguidores no lo practicaban. Sin olvidar que esos mismos que no lo practicaban, los inquisidores, los Borgia, etc, son de quienes habéis heredado la idea de vuestro dios tan bueno. Ellos se inventaron en sus concilios muchos de los dogmas de fe en los que creéis: que Jesucristo es Dios, la transustanciación, la asunción de la virgen, la infalibilidad del Papa…

    Es tan mutante este dios vuestro, que resulta mutado no sólo en el tiempo, sino además en el espacio. Así, es diferente según el país de que se trate, porque se adapta a las mentes que tiene que engatusar y enfermar. Así no es el mismo el dios católico que se está vendiendo en África (dios para analfabetos), en EEUU (mucho más fanático) o en Francia.

    El problema de dios es que aun en el supuesto de que fuera bueno creer en él, no sería ético, porque simplemente NO parece probable su existencia, ni siquiera posible, como se deduce inmediatamente de su “mutabilidad”. Es una invención adornada, mutada a lo largo de los siglos, un meme de éxito que se ha reproducido en las mentes con éxito (idea de Richard Dawkins). Vuestro dios está reconvertido de un Yahvé judío antiguo y este de otro/s egipcio/s más antiguo/s como han probado los estudiosos. Y ni siquiera es tan antiguo como se creía… Es la hora de ser valientes y afrontar los hechos: Jesús sólo fue un charlatán reaccionario anti-romano más, víctima de su tiempo, de los muchos que hubo y de los muchos a quienes se condenó en su tiempo y en su país. Hay que liberarse del lastre religioso y dejar paso ya a la Ciencia y a la Filosofía moderna, que van mucho más allá que las religiones y la fe.

    Pero es que además, como dice la campaña del Bus Ateo y contrariamente a lo que opinas, sigue siendo un dios opresor, pues sus mandatarios en la Tierra te ordenan, no nos equivoquemos en esto, bajo pena de infierno eterno, que no seas homosexual, que reprimas tu instinto sexual animal, además de TRATAR DE HACER LAS LEYES correspondientes para todos en todos los lugares del planeta que tenéis presencia, incluso para los que no nos hemos creído el cuento -ateos y agnósticos declarados-, que somos tantos en España (aprox 20%), según el CIS, como los que marcan la injusta casilla en la Declaración del IRPF, para que acabemos pagando todos a vuestra Iglesia. (Sólo sería una casilla relativamente justa si los que la marcáis, pagáseis más impuestos para que lo que pagáis de más vaya a engordar vuestra Iglesia).

    Otro ejemplo de que tus creencias no dejan vivir libremente a mucha gente podría extraerse en los siguientes indicios: en los EEUU, los estados más cristianos y creyentes coinciden con los que más asesinatos y violaciones soportan y también con los más incultos (me temo que en el resto del mundo es igual). En cambio aquellos en los que hay más cultura, también hay más Internet -léase pornografía- y coinciden “por una extraña casualidad” con los que menos violaciones hay. Y eso NO lo ha arreglado, ni lo va a arreglar la Iglesia Católica Apostólica Romana (ICAR). También sucede en todo el mundo desde siempre, no sólo ahora, que a mayor cultura, menor fe religiosa.

    Estas cosas son las que hacen que nos merezca la pena gastarnos un poco de dinero ateo en un asunto social, regalando a los demás nuestro fabuloso y positivo punto de vista, para que por ejemplo NO se siga gastando dinero público (tres mil millones de euros al año en España) en una institución de la que no se deja controlar en qué lo gasta, ni sus actos, como se hace por ejemplo con cualquier ONG. Ya sabemos que la ICAR no es una ONG, aunque algunos siempre nos quieren recordar la cantidad de buenas obras sociales que hace. Más bien la vemos como una institución que comete delitos impunemente: contra la sanidad pública (condones y SIDA), pedofilia de sus “ministros” y otros fáciles de buscar en la Red. Preferimos que España financie las ONG normales, cuyos gastos conocemos.

    Hace pocos días hemos soportado en alguna TV nacional una campaña de la ICAR que nos contaba lo buenos que sois sin que a ningún ateo se le haya movido una pestaña. Mientras Rouco Varela salta al cuello contra una modestísima campaña que antepone un respetuoso “Probablemente…”.

    ¿Qué es lo que pretendemos? Pues sencillo: simplemente poder decir “soy ateo” sin ninguna vergüenza. Y que la gente piense por sí misma y pueda creer en lo que quiera en vez de seguir la inercia de creer porque creían sus padres.

    Recuerda, yo sólo soy ateo de una religión más que tú. Igual que tú no te has creído el cuento de Zeus, yo no me creo tampoco el que te has tragado tú. Y no por eso te estoy insultando de ningún modo, como dice ¿tu representante? Rouco.

    Saludos. JLara.

Los comentarios están cerrados.