Cómo nace un paradigma

Voy a copiar y pegar una historia (no sé si será cierta) que he leído en un blog dedicado a las PDAs y me ha gustado mucho. En todo caso si no es cierto, podría serlo y nos puede hacer pensar sobre cómo construimos nuestros paradigmas mentales y lo difícil que resulta cambiarlos. En educación, todos lo sabemos, el cambio se ve como una amenaza: nuestra escuela, pese a unos cuantos chiflados pedagógicos y tecnológicos, es casi idéntica a la escuela de hace un siglo (si no fuera además porque ahora muchos de los alumnos están en clase por haber de todo y no siempre el esfuerzo continuo que supone el aprendizaje es adecuadamente valorado). Bueno no me enrollo filosóficamente. Vamos a la narración:

monos.gifUn grupo de científicos colocó cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y sobre ella un montón de bananas.

Cuando un mono subía la escalera para agarrar las bananas, los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo.

Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo golpeaban.

Pasado algún tiempo más, ningún mono subía la escalera, a pesar de la tentación de las bananas. Entonces, los científicos sustituyeron uno de los monos.

La primera cosa que hizo fue subir la escalera, siendo rápidamente bajado por los otros, quienes le pegaron.

Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más la escalera.

Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo. El primer sustituto participó con entusiasmo de la paliza al novato. Un tercero fue cambiado, y se repitió el hecho. El cuarto y, finalmente, el último de los veteranos fue sustituido.

Los científicos quedaron, entonces, con un grupo de cinco monos que, aún cuando nunca habían recibido un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentase llegar a las bananas.

Si fuese posible preguntar a algunos de ellos por qué le pegaban a quien intentase subir la escalera, con certeza la respuesta sería: -“No sé, las cosas aquí siempre se han hecho así…“-.

Como remate, el mismo artículo nos sugiere una cita: “Es más fácil desintegrar un átomo que un pre-concepto”. Albert Einstein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s